"El precio de la vivienda en España ha bajado un 20%"

3 de septiembre


Lainformacion.com comienza la mañana anunciándonos que el precio de la vivienda ha bajado un 20%. Lo ilustra con un gráfico de Chiqui Estéban en el que se aprecia como Madrid, el País Vasco y Cataluña siguen siendo las zonas más caras. Y yo vivo en Madrid, una provincia donde el metro cuadrado cuesta, de media, 3.176. euros. No me lo había planteado, pero cada metro es más caro que un coche de segunda mano, una moto a estrenar, un viaje para dos personas durante 15 días recorriendo Tailandia, un curso de diseño en la IED de Madrid o un iMac de 24 pulgadas. Con esta comparación, como para no adorar cada rincón de la casa recién comprada y plantearse en serio el Feng Shui.

En mi caso, aún no me he metido en una hipoteca para poder tener casa propia. Vivo de alquiler con mi novio en un barrio de la capital lo suficientemente lejano para no sufrir los parquímetros y lo suficientemente cercano como para tener Sol a un trasbordo de Metro y el Retiro a media hora larga andando.

Esta semana, de hecho, hablaremos con el casero para renovar nuestro contrato de alquiler. Sin entrar en cifras, diré que el precio que pagamos por nuestro piso está en la media de los alquileres que encontramos por la zona el año pasado, pero muy por encima de lo que cuestan en otras provincias. De hecho, un amigo de mi novio me comentó que en un pueblo de Andalucía pagaban 400 euros por una vivienda bastante más grande que la nuestra.

Pero de la misma manera que los precios de compra han bajado un 20%, los alquileres también lo han hecho. Según un estudio de idealista.com, los pisos en nuestro barrio cuestan un 14% menos que el año pasado. Es decir, que si hace 12 meses nuestra vivienda estaba en la media del resto de alquileres, ahora estamos pagando cerca de 150 euros más. Y aunque parezca una tontería, ahorrando ese dinero podemos organizar un viaje en condiciones. O mejor: tirar la casa por la ventana y dejar de comprar la marcas blancas o de 'El más barato' (de venta en Alcampo).

El caso es que queremos hablar con nuestro casero y explicarle la situación. Estamos contentos con nuestro piso, pero no queremos pagar cifras por encima de las del mercado porque, la verdad, el contexto no está para tirar el dinero. Y a mi me da bastante miedo esa visita porque no sé regatear ni convencer para que bajen (o suban) el precio de las cosas. Soy de las que van a una óptica a comprarse unas gafas de sol y el óptico me tiene que insistir para que regatee y pida que rebajara lo que indicaba la etiqueta (en mi defensa diré que no creía que se pudiera regatear en una óptica).

De momento, estamos esperando la llamada del casero. Está de viaje y no podemos ponernos en contacto con él hasta que llegue a Madrid. Hasta entonces, intentaré convencer a la Blanca que me devuelve el espejo de por qué hay que rebajar nuestro alquiler. Si no la convenzo a ella, no sé lo que voy a hacer...

Os lo contaré, como siempre, a las ocho.

3 comentarios:

Laura C dijo...

¿Ayer estabas de vacaciones o qué? Veo que me has cambiado la plantilla y ya no tenemos blogs gemelos.

No entiendo muy bien cómo se han puesto así los precios de la vivienda pero es bueno que por fin estén bajando y ajustándose a cómo deberían ser. Menos mal que me voy a independizar en el extranjero y de alquiler.

Blanca dijo...

¿Y eso de lo del extranjero? ¿Hay algo que yo no sepa?

Laura C dijo...

Pues no, no hay nada que no sepas. Si todo el mundo sabe que el sábado tengo el segundo examen para la beca aquella superguay de la leche.

Publicar un comentario

Copyright @ De 8 a 8 y media | Floral Day theme designed by SimplyWP | Bloggerized by GirlyBlogger