"¿Qué dibujo animado de los 70-80 eres?"

16 de septiembre


Ya que la última entrada en Facebook es un consejo de Chewbacca tan profundo como 'Wrrraaauuu uuurraaruuu aauurrrguaeeeerrerere ujuuu lululu', he decidido recuperar alguna de las invitaciones de test que me mandan mis contactos por FB y que yo siempre elimino. Tenía guardada una que asociaba tu personalidad con una de las serie de dibujos animados de los años 70 y 80. Se entiende que cuando digo 'personalidad', me refiero a cuestiones tan relevantes como mi color favorito, las tres cosas que llevaría a una isla desierta, qué haría si fuese rica o mi deporte favorito.

Pues bien, después de meditar las siete preguntas y sopesar las distintas respuestas que ofrecía la aplicación (no me juzguéis, quería hacer bien el test para luego poder comentarlo en este blog), resulta que soy clavadita a Mazinger Z.

Contengo mis ganas de volver a hacer el cuestionario para que salga otro resultado porque da la casualidad de que no he visto en mi vida Mazinger Z. De pequeña, sólo veía la tele alrededor de media hora al día y Mazinger Z era una de las series que mi padre no me dejaba ver por ser 'de guerra'. Yo era más de 'Érase una vez la vida', 'Dartacán y los Mosqueperros' o 'Los fruitis'. De hecho, esperaba que me saliera alguna de ellas para poder explayarme y analizar a fondo la personalidad oculta de Mochilo o el poder que ejercían los protagonistas de 'Érase una vez la vida' sobre niños altamente influenciables (recuerdo a mi hermana llorando después de hacerse una herida en la rodilla porque estaba segura de que había perdido a Globina).

Pero no. Resulta que tengo que hablar sobre Mazinger Z porque parece ser que es lo que más se adapta a aquellas personas que comen plátanos, que prefieren quedarse en casa leyendo o viendo la tele en los días lluviosos, que si fuesen ricas ayudarían a su gente y regalarían algo a su pareja, que prefieren echar una partida de cartas a practicar algún deporte o que irían a París si les regalaran un viaje. Como he dicho, yo no he visto nunca estos dibujos, pero se me hace raro imaginarme a Mazinger Z jugando a las cartas con la familia mientras sueña en silencio que desea conocer París.

Hablemos de Mazinger, pues. Según Wikipedia, todo empieza cuando el Doctor Infierno y el Doctor Kabuto encuentran en la Isla de Rodas restos de una civilización que era capaz de construir robots gitantes. El primero piensa que con ellos puede gobernar el mundo e intenta convencer al segundo de que se una a él. Kabuto se opone y el Doctor Infierno se carga a todos los de la expedición con sus máquinas-robot. Pero Kabuto se escapa y construye un robot, Mazinger Z, que puede resistir temperaturas de hasta 6.000º y con el que intentará arruinar los malvados planes del Doctor Infierno. Kabuto muere asesinado y es su nieto, Koji Kabuto, el que tiene que manejar a la nueva máquina y salvar al mundo. Sólo un apunte a ésto: yo no habría ido con el doctor Infierno a la Isla de Rodas porque, con ese nombre, no tenía mucha pinta de acabar bien la historia.

Mientras resumo el argumento que aparece en Wikipedia, resuena en mi cabeza lo único que conozco de la serie: la cabecera. Siento si hiero la sensibilidad de los más fanáticos, pero unos dibujos animados que empezaban con 'La maldad y el terroooor, Koji puede controlaaaaar', al más puro estilo Raphael, nunca me hubieran llamado la atención ni aunque si mi padre hubiese levantado su censura a ese tipo de animación. De todas formas, tampoco se me tienen que tener en cuenta mis gustos televisivos porque veo mucha porquería.

En fin, al tema. Por Wikipedia ya sé que tengo el caracter de un robot indestructible, manejado por un tipo llamado Koji, que se enfrenta a otras máquinas que escupen fuego. Si queréis enfrentaros conmigo, tened cuidado con todas mis armas:

Rayos láser en los ojos
Rayos congelantes de sus antenas
Huracanes o Vientos Huracanados
Rayos Fotónicos o Calor Nuclear
Proyectiles o Puños Atómicos
Cohetes taladro o Proyectiles de Taladro
Cortador de Hierro o de Acero
Proyectiles o misiles digitales

Pero ahí no se queda la cosa. El test que me ha dicho que llevo un Mazinger en mi interior, apunta que "Soy un poco egocéntrica y a veces puedo dar la impresión de que me siento superior a los demás. En el fondo tengo un gran corazón pero no me gusta mostrar mis sentimientos". Genial. Encima soy una prepotente.

Tengo que digerir mi nueva condición. Mañana, si he aceptado mi verdadera personalidad, os volveré a ver aquí a las ocho.



3 comentarios:

Laura C dijo...

Te lo cambio, que a mí me salió Dartacán y ya sabes que yo soy un poquito más Mazinger.

Laura C dijo...

Por cierto: he aprobadoooooooooo

Irene dijo...

Jo, Blanca, me volveré a plantear lo de tirarte caramelos en la oficina, no vaya a ser que me fulmines con tu rayo laser :-S

Publicar un comentario

Copyright @ De 8 a 8 y media | Floral Day theme designed by SimplyWP | Bloggerized by GirlyBlogger